Miguelo Delgado: el jazz de Sevilla, al mundo.
04/28/2016
San Luis por fin abre sus puertas
10/10/2016

Gianluca Stasi: arquitectura ‘slow’ para el barrio

 Foto: ‘El árbol’, del Huerto del Rey Moro, elaborado con la ayuda de Luciano Furcas y los voluntarios.

CUMPLIMOS DIEZ AÑOS. Hoy nuestro protagonista es el arquitecto italiano afincado en Sevilla, Gianluca Stasi. Recién llegado de la Bienal de Venecia de Arquitectura, es el único componente de Pelícano 5 que aún no había expuesto en ConTenedor.

Ahora se pueden ver tres de sus prototipos, ejemplos de su concepción de la arquitectura como una disciplina social y accesible, al servicio de la calidad de vida de la comunidad y respetuosa con el medio ambiente.

¿Es posible construir una casa habitable con palets de madera? La respuesta es ‘La casa de Marcello’, un proyecto cautivador que demostró cómo una familia con medio simples, una atornilladora, una ingletadora, una cinta métrica, unas pocas sargentas, ganas de aprender, amigos y una buena dosis de paciencia, se puede involucrar en la construcción del proprio espacio vital. Un ‘atrapaniebla’ de bambú y mallas de frutas recicladas para condensar agua y transformarla en gotas líquidas, un invernadero urbano de persianas reutilizadas…

‘Recupero Ergo Sum’. Es el mantra que Gianluca Stasi, arquitecto afincado en Sevilla, y más concretamente en nuestro barrio, se empeña en llevar a la práctica. Y lo consigue con proyectos que se traducen en más calidad de vida para las personas a las que afectan. Recientemente ha participado en la Bienal de Venecia de Arquitectura, y hemos querido compartir un ratito de charla con él para que lo conozcáis mejor.

Foto: “Todas las abuelas y los niños me conocen y me saludan por la calle. Eso solo se puede conseguir gracias a espacios como el Huerto del Rey Moro”.

 

La suya es una arquitectura que se adapta al hombre, y no al contrario. La autoconstrucción, el aprovechamiento de los elementos locales, el reciclaje de productos, la simplificación de los procesos constructivos… Él lo llama ‘arquitectura slow’ en un guiño a la cocina que practicamos en conTenedor, donde recientemente ha inaugurado una exposición con tres prototipos y tres fotografías de A. Kononchenko, Ollero y Navarro y Juan Miller. Ha sido el último de los componentes del grupo ‘Pelícano 5’ en exponer en nuestro restaurante.

 

 

Una espera que a buen seguro ha merecido la pena. La buena comida es como la buena arquitectura, ambas se basan en tiempo, amor y los mejores ingredientes locales. La frase no es mía, pero ahora no recuerdo de quién”. Tampoco nosotros hemos sido capaces de encontrarlo, pero bien nos viene si la dice nuestro amigo Luca. “El cariño que le ponéis a cada plato me recuerda al que yo mismo le pongo a mis proyectos”.

Gianluca llegó a Sevilla con una beca Erasmus en 2001 y se enamoró “inmediatamente” de la ciudad, de su forma de vida y de sus barrios que parecen pueblos. “Dije que no me iba, pero tuve que volver a Roma para terminar la carrera. Después, regresé”. Proyecto de ciudadanía activa: instalación de bancos en La Alameda.

 

El Huerto del Rey Moro, La Bañera, la Casa del Pumarejo, los Corralones de la plaza del Pelícano… son los espacios que Gianluca destaca dentro de una ciudad que ha crecido urbanísticamente sin atender a las verdaderas necesidades sociales de una comunidad. “Las comunidades ya existen, están ahí desde siempre. Y la arquitectura tiene que estar a su servicio, y no al revés”.

Tampoco se ha atendido a las condiciones climatológicas de la ciudad a la hora de calcular la orientación de los nuevos edificios, con el consecuente gasto energético que ello implica. En este sentido, sobre la arquitectura sostenible, Gianluca se muestra escéptico. “Ahora se le llama arquitectura sostenible a cualquier cosa. Conozco casos en los que se han realizado proyectos solo para hacer la foto. Y después se han desmontado”. Foto: La Casa de Marcelo.

 

Con todo, Gianluca rehúye de sentar cátedra en el mundo de la arquitectura. “Cada uno hace lo que considera oportuno. Yo no voy a decir cómo se tienen que hacer las cosas. Llevo a cabo mis proyectos y respecto que cada uno haga lo propio”.

Marruecos y Brasil son dos frentes abiertos donde viaja frecuentemente para desarrollar proyectos. Precisamente uno de ellos es un ‘crowfounding’ para elaborar ‘manuales opensource’ para la construcción y monitorización de sistemas de recolección de agua de niebla (atrapanieblas).

Más sobre Gianluca Stasi y Cntrl+Z

Ctrl+Z ha desarrollado iniciativas colaborativas, participativas, de auto-construcción y low-tech en varias partes del mundo. Estas iniciativas han sido reconocidas a nivel institucional y, más importante, dentro de las comunidades a las que sirven.

“Creemos que la sostenibilidad y la natura social de la arquitectura no se encuentran en los volúmenes o en los materiales, sino, más bien, en su enfoque, en su acercamiento e interacción con las comunidades y en los esquemas de trabajo que emplea”.

“Nuestra práctica combina la investigación, la experimentación, los proyectos sociales y a escala real, con actividades divulgativas y docentes.

A menudo usamos fórmulas de trabajo, como el trabajo colectivo, la auto-construcción, la ayuda mutua y el trueque para estructurar nuevas iniciativas. Son esos esquemas, más que las formas específicas o el uso de materiales poco ortodoxos, que dibujan una continuidad y una coherencia en nuestro trabajo y constituyen el núcleo de nuestra propuesta”. Foto: sistema constructivo de superadobe.

 

Más información: http://control-zeta.org/

Campaña ‘crowfounding’: https://www.goteo.org/project/open-water