conTenedor cumple 10 años
09/21/2015
ConTenedor sirve ahora sus arroces, de lunes a jueves a la hora del almuerzo, para llevar o comer aquí.
02/10/2016

“No queremos hacer una cocina estridente, sino fácil de reconocer por el comensal”

¿Quieres conocer mejor a nuestros cocineros? No te pierdas esta entrevista publicada en ABC. Carlos Michell y Antonio Cruz, jefes de cocina de ConTenedor, hablan sobre nuestra filosofía y concepto a la hora de cocinar.

Entrevista a nuestros jefes de cocina, Carlos Michell y Antonio Cruz, publicada en ABC el 17 de octubre de 2014.

Texto: Isabel Aguilar. Foto: Juan Flores.

Este restaurante lleva una década ofreciendo viandas artesanales frente a la barroca iglesia San Luis de los Franceses. Sus recetas, sin embargo, huyen de todo recargamiento

No hacen una cocina de recetas rompedoras ni imposibles, sino que elaboran los ingredientes con mimo y con grandes dosis de libertad. En ConTenedor la carta se escribe en pizarra y se cocina sin encorsetamientos, puesto que sus dos cocineros, Antonio Cruz y Carlos Michell, disfrutan improvisando una nueva salsa, textura o presentación.

Eso sí, hay clásicos que no se atreven a tocar, puesto que llevan diez años deleitando a sus comensales con ellos.

—¿Ha cambiado la esencia de ConTenedor en estos diez años?

—En este tiempo hemos mantenido el objetivo de ofrecer un buen producto, de hacer cocina sencilla, que no resulte estridente a nuestro público, sino fácil de reconocer. Nuestra comida no es tradicional ni tampoco molecular, solo intentamos tratar bien el producto.

—¿Y cuáles son los alimentos que más trabajan?

—Solemos tener muy buen pescado de lonja de Isla Cristina y Rota, además de productos ecológicos. Nos gusta apostar por variedades que se están perdiendo y que no se encuentran con facilidad en el mercado, como las aceitunas muertas de Arahal, la zanahoria morada o los melocotones de Aracena.

—¿Aprecia el comensal la apuesta por esos ingredientes?

—Claro que la aprecian, al igual que valoran la combinación de hierbas aromáticas que usamos en la cocina, como hierbaluisa o estragón, que no suelen usarse en casa. Siempre estamos investigando con ese tipo de mezclas, ya que nuestra cocina no es encorsetada, sino que las presentaciones varían continuamente.

—¿Cuáles son los platos inamovibles de su carta?

—Los arroces, tanto el de pato como el negro; el tartar o el pulpo. También los quesos locales y ecológicos y las chacinas de Aracena.

—¿Y cuáles están más de moda?

—El pulpo, que lo presentamos con verduras, con curry, crema de patata o con sopa tailandesa de coco, entre otras muchas opciones.

—Y ahora en otoño, ¿con qué sorprenderán a su público?

—Con alimentos de temporada como las setas, el ciervo, el jabalí o la caza de pluma. También con ingredientes de la huerta, como las acelgas, y un poco más tarde trabajaremos con cítricos.

—¿Cuál es la clave de su éxito?

—Hacemos una cocina sincera y honesta que siempre está rica.

—¿Hay influencias internacionales en su carta?

—Solemos tener jalapeños frescos, leche de coco, curry, chimichurri…

—Y los golosos, ¿qué encuentran en ConTenedor?

—Tenemos postres muy sencillos que gustan mucho, aunque nos encantaría tener tiempo para investigar otros nuevos.

—¿Cómo es su clientela?

—Entre semana hay más turistas pero los fines de semana vienen sobre todo sevillanos. A los extranjeros les gusta mucho pedir chacinas y reciben un trato muy amable del personal, que les traduce la carta y les atiende con atención.

—Cada vez hay más restaurantes que ofrecen en su carta platos a medio camino entre la tapa y la ración, ¿está perdiendo fuerza el concepto de tapa como tal?

—En Sevilla no se puede dejar atrás la tapa, aunque es cierto que nuestros platos son más grandes que una tapa y más pequeño que una ración.

—¿Qué restaurantes sevillanos recomendarían?

—Fargo y Mechela.